Veganismo o vegetarianismo en la hostelería


En los últimos años, la creciente demanda de restaurantes que ofrezcan menús veganos, vegetarianos o que trabajen con productos orgánicos y ecológicos, ha supuesto una clara proliferación de este tipo de servicios en la hostelería. La importancia de adaptarse a estos nuevos hábitos alimenticios de la sociedad, ha llevado a grandes cadenas de restaurantes, e incluso a la alta cocina, a incorporar en su carta menús que cumplan las expectativas de este tipo de clientes, las cuales pueden diferir mucho dependiendo del tipo de dieta y de filosofía que estos sigan.

Veganismo: una dieta vegana se basa en la consumición de legumbres, verduras, frutas, cereales o frutos secos. Su rasgo diferenciador frente a la dieta vegetariana, es que en la vegana se excluye el consumo de cualquier tipo de carne o de cualquier producto de origen animal, como pueden ser los lácteos.

Vegetarianismo: aunque existen varios tipos de vegetarianos, la base de esta dieta es el consumo de productos de origen vegetal y la exclusión del consumo de la carne. Sin embargo, dependiendo del tipo de vegetariano, se puede permitir el consumo de productos de origen animal como la miel, el pescado o los huevos.

Productos orgánicos: son aquellos libres de residuos tóxicos como aditivos, fertilizantes sintéticos o pesticidas.

Productos ecológicos: se caracterizan por haber experimentado un proceso de producción que respeta al medio ambiente.

Estas tendencias alimenticias, las cuales han experimentado un claro aumento en los años 2016 y 2017, han provocado que también se investiguen nuevas formas de cocina, creando de esta manera productos que parecen de origen animal, pero que realmente están hechos a base de vegetales (hamburguesas de espinacas o de garbanzos, por ejemplo). Estas innovaciones han facilitado también la producción de una gran variedad de platos saludables que ahora se integran en los menús de diferentes tipos de restaurantes, tanto de aquellos especializados en comida vegetariana/vegana como de los que no lo son.


Compartir este articulo