Plan de negocio para montar su restaurante, cafetería o bar


Plan de negocio para montar su restaurante, cafetería o bar

A la hora de abrir un negocio de hostelería, un requisito principal es que se tenga una idea clara de qué tipo de servicio se quiere ofrecer y qué lugar será el idóneo para ello. Sin embargo, también existen otros factores claves que pueden contribuir al éxito de su proyecto, como es la elaboración de un buen plan de negocio en el que se reflejen y se desarrollen los detalles más importantes del mismo. Esto no solo permite detectar los puntos fuertes y débiles del negocio, sino que también es esencial a la hora de recibir distintos tipos de ayudas y es incluso fundamental a la hora de buscar inversores.

  1. Resumen o informe ejecutivo:

En este apartado se presentará la idea de negocio y se describirán las ideas principales, las cuales se desarrollarán a lo largo de todo el documento.

  1. Presentación del proyecto:

Es necesario exponer con más profundidad las razones que han llevado a proponer este tipo de negocio, el mercado al que va dirigido, los objetivos que se establecerán una vez el negocio esté en funcionamiento y las estrategias que se emplearán para alcanzar estos.

  1. Estudio de mercado:

Otro factor clave que puede garantizar el éxito de un negocio es la realización de un estudio de mercado. Esto permite conocer la situación del mercado y su evolución, qué ubicación es la idónea para el establecimiento, la competencia existente o qué tipo de clientela puede verse atraída por nuestro restaurante o bar.

  1. Estrategia comercial:

Es esencial destacar frente a la competencia, por lo que es de vital importancia establecer las estrategias que se llevarán a cabo para atraer a una mayor clientela. Aquí se puede incluir qué tipo de oferta gastronómica queremos ofrecer, con qué proveedores contará, qué precios se establecerán o de qué ofertas se podrán beneficiar los consumidores. También se ha de tener en cuenta los medios que se utilizarán para realizar el marketing (ya sea directo o a través de internet) y si se invertirá dinero en este o no.

  1. Recursos humanos:

En este punto se explicará si será necesario personal para trabajar en el negocio y, si es así, cuántos trabajadores conformarán la plantilla, el salario que percibirán, horarios, qué perfil profesional se requiere para ocupar el puesto y las funciones que estos llevarán a cabo.

  1. Plan financiero:

Un aspecto muy importante para el empresario es la descripción de la inversión necesaria para la puesta en marcha del negocio. Aquí se incluye la descripción del capital necesario que se ha de invertir antes de abrir de cara al público, como por ejemplo, aquel que se vaya a destinar al mobiliario, menaje o maquinaria. También se incluirían los gastos para comprar los productos, los gastos del mantenimiento del local y qué tipo de financiación será necesaria para que todo esto sea posible. También es importante la previsión de gastos e ingresos, de la cual se podrá calcular los beneficios y pérdidas a la que se enfrentará el empresario.

  1. Análisis DAFO:

Para terminar, en el análisis DAFO constarán las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades con las que cuenta nuestra empresa.


Compartir este articulo