Las planchas industriales de gas o eléctricas


La plancha es uno de los artefactos más básicos dentro de la restauración y son muchas las ventajas que se desprenden de su uso. Una de ellas es que se necesita poco aceite para cocinar, lo que puede permitir la elaboración de comidas sanas y ligeras.

A la hora de comprar una plancha industrial para su negocio, es importante tener en consideración diferentes elementos, como el material del que está hecha, su tamaño o su potencia. Según esto, podemos encontrar diferentes tipos en el mercado, gracias a lo cual se pueden elegir aquellos que más se adapten a nuestras necesidades. En esta ocasión, nos centraremos en las diferencias entre las de gas y las eléctricas y los materiales de las que pueden estar hechas.

Las planchas de gas:

La ventaja que nos puede ofrecer este tipo de plancha frente a la eléctrica es que pueden alcanzar mayor temperatura y en materia económica puedes ser más prácticas, pues consumen menos.

Las planchas eléctricas:

En aquellos establecimientos en los que no sea posible la instalación de una plancha de gas, se puede optar por una eléctrica, ya que estas se pueden mover fácilmente y lo único que se requiere es un enchufe a la que poder conectarlas a la corriente. Además, con el termostato podemos elegir la temperatura más adecuada según el alimento que estemos preparando.

El material:

Pueden ser de hierro, aunque han perdido cada vez más adeptos por su difícil limpieza y mantenimiento. En contraposición están las de acero, que son las que se usan más hoy en día por su fácil manejo y su precio, ya que es más económico. Podemos destacar las de acero laminado, las cuales son las más fáciles de encontrar por su bajo coste. Su uso es más casero y puede utilizarse, por ejemplo, para la elaboración de bocadillos. Por otro lado, están las de  acero rectificado, muy parecidas a la anterior pero con una calidad superior. Estas pueden utilizarse en restaurantes especializados en la elaboración de carne. Por último, podríamos destacar las de cromo duro, que pueden llegar a alcanzar una mayor temperatura, son más difíciles de arañar y que se constituyen como las preferidas entre profesionales.


Compartir este articulo
  • 1
    Share