Qué tipo de local elegir para abrir tu restaurante o bar


Cuando se toma la decisión de abrir un negocio de hostelería, existen, sin duda, muchos factores a tener en cuenta que se deben estudiar antes de dar el paso. Sin embargo, una de las elecciones más difíciles es escoger un buen local, ya que de esto puede depender que el proyecto funcione.

Lo primero es tener claro qué tipo de establecimiento será: un bar, una cafetería o un restaurante y qué características queremos que tenga, qué clientes queremos atraer o cuánto beneficio queremos obtener. En función de estos factores, podemos empezar a buscar un local que se adapte a nuestras necesidades. Por ejemplo, es preferible que sea un lugar cuyo alquiler o compra podamos asumir sin problemas y que nos pueda dar beneficios, aunque esto suponga no situarnos en la zona que en un principio teníamos en mente. Esto obedece a que, si el alquiler es demasiado alto, puede ser que tardemos mucho en ver los beneficios, o lo que es peor, que nunca los veamos.

La elección del local también vendrá determinada por el tipo de negocio, ya que en función de esto tendremos que pensar la amplitud del lugar, de la cocina o si se habilitará una terraza para los comensales. No es lo mismo ofrecer comida rápida que montar un salón de eventos o restaurante.

La accesibilidad es muy importante, ya que no se puede esperar que un negocio que acaba de empezar reciba una gran afluencia de clientes sin importar su ubicación. Se aconseja, por lo tanto, que en función del perfil del cliente al que vaya a estar dirigido nuestro negocio, intentemos situarlo en aquellos lugares donde más se concentre dicho perfil o por donde vaya a pasar con frecuencia. Otro factor decisivo en este sentido es si el local es de fácil acceso en vehículo y si existen aparcamientos cerca. De lo contrario, el cliente se puede cansar de acudir a dicho lugar y esto puede repercutir negativamente.

Para hacernos visibles, no solo basta con hacer promoción de nuestros servicios en redes sociales. Si nos declinamos por establecer el negocio fuera de un centro comercial, es decir, a pie de calle, tenemos que pensar cómo hacerlo atractivo y captar la atención de los viandantes: rótulos, toldos, pizarras con menús…Todo lo que sea necesario para que las personas sepan qué ofrecemos y cuál es nuestra especialidad.


Compartir este articulo
  • 1
    Share