La web como parte del marketing


 

Las redes sociales se alzan como unas de las herramientas más importantes para atraer a la clientela o para interactuar con ella. Sin embargo, aunque la presencia de un negocio en estas es fundamental, no hay que olvidar cuidar y mantener la web.

El uso de la web para promocionar e informar a los clientes de las novedades y características de tu restaurante sigue siendo una buena manera de marketing. Aunque Facebook o Instagram se caracterizan por la facilidad e inmediatez a la hora de comunicarnos con los clientes, la web todavía funciona muy bien como herramienta de promoción. Por ejemplo, en esta podríamos incluir elementos que solo puede contener una web, como es el caso de la carta, la cual se recomienda que sea visual, atractiva e interactiva (que el mismo usuario pudiera pasar las páginas en vez de ser un elemento meramente estático). También sería aconsejable explicar en esta qué concepto tiene tu restaurante, qué se ofrece en él, cómo surgió o la historia del negocio. Sin olvidar, por supuesto, la información básica, como el teléfono de contacto, la ubicación o cómo realizar los pedidos, ya que la mayoría de clientes acuden a tu página a ver datos como este último.

La web tiene que ser algo muy visual, para ello, no solo es recomendable que se utilicen fotos atractivas de nuestro local para que puedan llamar la atención al cliente, sino que también se incluyan entrevistas en las que demos a conocer las características de este o vídeos testimoniales para que los receptores del mensaje puedan sentirse más “cercanos” a nuestro establecimiento y se sientan más atraídos. Si disponemos de cuenta en alguna red social, también podemos enlazarla con nuestra página.

Por todos estos motivos, es importante que recordemos que el marketing lo conforma, no solo la actividad en las redes sociales, sino que también hace falta cuidar otros aspectos y herramientas de marketing como es la web.


Compartir este articulo